Estadounidense. Hecho por republicanos blancos de más de cuarenta años. Sus temas son la familia, el patriotismo… y el porno:  tres películas cristianas de los últimos años

 

 Harmless

Año: 2013

Género: terror con tapas

Mensaje según director: Es una especie de comentario social acerca de cómo la pornografía puede destruir una familia.
 

Argumento: un marido y padre temeroso de Dios ve a su familia amenazada por una caja de cartón que contiene pornografía.

Análisis: Su web dice que la película está en producción y que están recaudando fondos en Kickstarter. Es todo muy indie. Me planteé seriamente donar unos euros, por verla, pero no he encontrado nada de nada. No quiero ni pensar que el proyecto se haya cancelado. Traduzco información jugosísima que ofrece la sección About de la web que tenía la peli cuando escribí esto:

(…) Es una película rodada en el popular estilo found footage. Es la historia de un marido y padre y de su batalla contra una caja de pornografía que encuentra en el armario. Una vez abierta, la caja de porno comienza a atormentar a la familia, casi como un poltergeist.

Sustituyamos popular por sobado para ser más precisos. Una caja que contiene porno provoca poltergeists. Bueno, esto es lo que me hizo seguir investigando sobre este tipo de películas. Oro puro.

El director justifica su vanidad de intentar triunfar en el mundillo cinematográfico de esta forma: Tienes que contar una historia que enganche para captar la atención de la gente y, después, educarlos mientras los entretienes.

Ha descubierto la pólvora de cómo hacer mal cine.

Tráiler: en el tráiler, que me ha gustado mucho y a la vez no, como era de esperar, sale la típica niña vestida de primera comunión con el pelo negro tapándole la cara. Qué puta manía con las melenas negras y lacias para las niñas terroríficas, ¿para cuándo un ser maléfico con rizos o con ondas al agua? La niña aparece en un cementerio, rodeada de lápidas bastante nuevas; no se explica la relación entre la caja de cartón maldita, el cementerio y la niña de blanco con el pelo sin volumen.

Cita destacada: The boys are SO infected. This is NOT harmless. It’s like there is something living and dead at the same time.

                                      

Rise of the Beast

Año: 2011

Género: acción apocalíptica loquísima

Mensaje según director: Proporcionaremos un kit de estudio que contiene los materiales que podéis usar para estudiar la Verdad sobre el fin de los días por vosotros mismos.

Argumento: Debido a la crisis, en EE. UU. adoptan el euro y forman una supernación junto con Europa. El centro de poder pasa al Vaticano y el papa empieza a tomar medidas sospechosas. Al final resulta que el papa es la Bestia, y solo un grupo de adolescentes que se hace llamar Leap lo sabe. El papa envía a unos esbirros a acabar con ellos.

Análisis: Siempre que algo estadounidense se convierte en algo europeo, sabes que lo que viene va a ser malo malísimo. Aprecio sobremanera que el villano sea el papa, pero me da mucha pena que no salga en la peli, elegante y satánico. Los rebeldes de Leap llevan una cruz de madera muy de los noventa al cuello y a la vez pegan ostias como panes a los malos. Como la película puede verse en YouTube, empiezo a verla, pero los actores lo hacen muy mal, tan mal que duele, y voy saltando de escena en escena buscando la chicha. Destacable: la Leap Crew tiene una pizarra blanca de las de academia de inglés donde van dibujando un esquema con citas a la Biblia para averiguar qué país alberga al Anticristo. Un croquis luciferino. Todos los indicios señalan al Vaticano. El adolescente líder de los rebeldes lleva la cruz de madera sobre una camiseta de mazas de gimnasio y pantalones de camuflaje. Es cristiano, pero con huevos. Luego, una presentadora con acento absurdo anuncia que la única moneda a partir de ahora será una tarjeta de crédito en forma de microchip que hay que implantarse en la mano y que, además, hay que ir a misa los domingos so pena de castigo severo, como en mi cole de curas, qué cosas. Hacia los 50 minutos hay una secuencia sobre un entrenamiento físico muy loco, que consiste en dos de los cristianos haciendo parkour por el centro. La iluminación es la definición de raterismo durante toda la película.

Cita destacada: You know, as crazy as it sounds, it kind of make sense. Don’t take our word for it, pray about it and you’ll see.

 

 

Fireproof   

Género: romance con bomberos

Mensaje según director: Es una historia de amor cargada de acción; Fireproof te hará reír, llorar, y te mantendrá en máxima tensión al mostrarte el mundo de un bombero, su mujer y un matrimonio que vale la pena rescatar.

Argumento: Un bombero muy profesional (Kirk Cameron, amigos) tiene problemas matrimoniales y va a divorciarse. Su padre le pide que intente salvar su matrimonio siguiendo las instrucciones de un libro llamado The Love Dare.

Análisis: Es más complejo de lo que parece, se trata de una operación de mercadotecnia a lo grande que usa la película como excusa para vender otras cosas. El libro The Love Dare existe y se vende (supongo que como churros) en un pack con la película en la web. Si necesitáis terapia matrimonial basada en la Biblia, ya sabéis. En la web también venden packs para iglesias con globos, pancartas, DVD, folletos, materiales para terapias informales a pie de altar llamados Fireproof my marriageEs un negocio increíble que tiene mucho sentido cuando te paras a pensarlo. Las iglesias usan estas películas para organizar eventos (su término, no el mío) que pueden atraer a la gente que normalmente no va a misa cada domingo, de ahí toda la parafernalia para relacionar sus creencias con lo comercial, lo atractivo: la música (rock cristiano tipo Creed), los actores (Kirk Cameron), las tramas reconocibles, la acción trepidante. Estas películas son más cristianas que cualquier otra cosa que me haya encontrado en mi vida, y estudié en un colegio de curas de provincias, ojo. Todo gira alrededor del concepto de fe, familia, sacrificio; es cómico, por ejemplo que, si Kirk Cameron no es un buen marido, es porque ha aflojado en su fe cristiana y no porque es un capullo. Los cristianos de esta película son guerreros: lo dan todo para salvar su matrimonio y su fe sin darle más vueltas, con visión túnel a tope. Si lo piensas, esto puede funcionar durante cierto tiempo como filosofía personal, hasta que llegas a un punto donde deja de tener sentido peleando, porque no lo vas a conseguir o porque decides que mejor estar divorciado y feliz que casado y jodido, etc.; pero por lo visto un cristiano verdadero puede apoyarse en su fe en Dios en ese punto, hacer palanca con un crucifijo gigante y dar un salto sobre todas las dudas hasta aterrizar en mitad de la misa del domingo.

Pero sigamos con Fireproof. En el tráiler todo el mundo tiene pinta de republicano, es decir, tienen el pelo cortado tan recto que parece que sus peluqueros usen hachas en vez de tijeras (las mujeres) o lucen corte militar (los hombres). He contado por lo menos dos cruces de tamaño desmesurado frente a las que los protagonistas se casan o se convierten en cristianos renacidos. El padre del protagonista, el que le pasa el libro, es el típico anciano falso (peluquín blanco, gafas a media asta, chaqueta caqui y voilà abuelo) Por supuesto, las divertidas amigas de la esposa la consuelan en un restaurante elegante (las chicas siempre quedamos en sitios de sushi, pastelerías y sitios finos, ya sabéis) y una de ellas es la negra impertinente que tiene que aparecer en cada puta película comercial estadounidense. La que te dice la verdad porque te quiere y escupiría a tu marido en la cara si fuera necesario.

Citas destacada: Love is not a fight, but it’s something worth fighting for. You’ve got a big God to teach you how to be a good husband. Never leave your partner behind.